Sobre mi

Maaaaaa!!!!! A dónde vas????- aúlla mi hija de 20 años sentada frente a mi computadora. Algo mas de 20 pestañas abiertas la dejan desconcertada. Estoy armando mi próximo viaje. Y empecé a hacerlo en la llamada era del post-turismo, que tiene algo de posturismo o postureo como le dicen en España. Pero vamos, como nació esto en mi?

Siempre me había gustado viajar, recuerdo el primer viaje que hice con mi padre a Europa, aunque poco recuerdo los lugares, ya pasaron muchísimos años y fueron dos días en cada ciudad por lo que puedo recordar el catalogo de atracciones turísticas en fotos. Luego, me casé, tuve dos hijas y los viajes quedaron postergados a unas vacaciones por año en alguna playa cercana, solo cuando se podía, y la visita a Madrid , menos frecuente de lo que me hubiera gustado, a la familia de mi ex marido. En el medio me formé como arquitecta, me apasioné por la fotografía y eduqué lo mejor que pude a mis hijas.

Ya separada, amenazaba a mis hijas que cuando fueran grandes me iría seis meses a Asia. Ya había empezado a leer blogs de viajes y a hacer algún viaje, como ser al Machu Picchu. Ahí conocí a una italiana, que acababa de dejar su trabajo en el estado para empezar a viajar sola. Francesca siempre fue mi inspiración para viajar sola y ahora, para empezar un blog de viajes.

Un día después de cumplir 50 años, con mis dos hijas viviendo fuera de casa y un novio que me abandonaba, me tome el avión a Turquía, la puerta de Asia.

Inicié un viaje al mejor estilo Comer, Rezar y Amar. Iría a Turquía a comer, a India a rezar y a intentar dejar de amar en Bali. Llegue a Estambul triste, cansada y me alojé mediante coachsurfing en la casa de un chico turco, lejos de cualquier spot turístico. Me quería matar!!! y en pocos días me di cuenta que estaba viviendo la Estambul auténtica, como una turca más y ya tendría tiempo de  pagar entradas caras y hacer filas interminables para sacarme la foto frente a Haga Sofia.

Ese viaje es otra entrada de mi blog que aun no escribí…pero vaya, si hay algo que es seguro, es que la que volvió del viaje no fue la misma que se había ido. Y que a partir de él , iba a empezar a viajar de otro modo. Pero…viajas sola? Si, pero no. Cuando viajas solo conoces mucha gente, con muchos compartís parte del viaje y quedas amigo para toda la vida. Así fui haciendo amigos por todo el mundo. Y también viajas con vos mismo, te aprendes a querer de otro modo, a cuidar a resolver situaciones a las que ni piensas estarías preparado. Te animas a la aventura.

Fue entonces que empecé a investigar como hacer el aquel road trip por USA que había visto en una película, o visitar ese parque nacional en Brasil que hacia 30 años tenia postergado. Y así, fui descubriendo varias pasiones: Como que nada me da mas placer que caminar por las montañas (trekking) o los viajes en moto (donde puedo alquilo una y arranco). Tal vez porque sea arquitecta, visitar ciudades con arquitectura histórica o con obra de grandes arquitectos contemporáneos, me atrae muchísimo. Ir al restaurant que aparece en tal película, buscar la playa perfecta, el paisaje de aquella serie, o la tumba de algún escritor. Todo, googleo todo (de ahí las pestañas de mi computadora). Leo muchísimos blogs de viajes, paginas de turismo, cine, arte,exposiciones, recitales, videos en YouTube y sigo a algunos viajeros a los que admiro, por lo general todos muchos mas jóvenes que yo.

Hoy viajo la mayor parte del tiempo. Con una hija radicada en Madrid y otra en Buenos Aires, salto el charco y recorro por ambas orillas. pero lo que busco es vivir nuevas experiencias. Motivan un viaje, tanto un recital de los Rolling Stones en Londres, como visitar a una amiga que hice en Kappadokya que vive en Lituania o dormir en el desierto  en las carpas (jaimas) de los bereberes . Como paso mucho tiempo viajando trato de hacerlo gastando la menor cantidad de dinero posible y eso se consigue cuando uno no viaja como turista. No contrato paquetes, me compro mis pasajes, alquilo yo mis autos y reservo mis hoteles. En épocas donde todo lo podes hacer desde el teléfono es muy fácil. Es verdad que viajar sólo es a veces mas caro, por eso en algunos viajes, trato de armar grupos para dividir gastos. En estos días descubrí la definición del post turismo, y encajo en ella perfectamente. Es una forma de viajar mas conectada con el mundo, con su gente y , sobre todo con mi misma.

Por eso, quiero hacerte una pregunta: Te gusta viajar como hacen los japoneses, en manadas, a las corridas, sacando fotos en lugar y hora donde te bajan del ómnibus, con media pensión que es pasta o pollo? No te rías!!!! Hay gente que si, lo prefiere, pero seguramente no estarían leyendo mi post. Yo te invito; VIAJA CONMIGO y te prometo que YO VIAJO TU VIAJAS , como o lo hago yo. Armemos el viaje juntos y salgamos a descubrir esos lugares que las agencias de viaje no conocen. Podremos sacar esa foto a la hora y en el lugar que mas nos de la gana, y seguramente no estará atravesada por cientos de palos selfies. Haremos amigos locales, o viajeros que los recordaremos toda la vida. comeremos comida casera autóctona, caminaremos por paisajes que nunca te imaginarias que existen ,descubriremos una cueva en Vietnam,  veremos la muestra de Modigliani en un castillo medieval o recorreremos el sur de Italia en moto. Quien sabe??? Pero si eso es lo mejor!!! La sorpresa y la aventura de animarnos a hacerlo!